Mejor reposapiés de oficina

El uso de un reposapiés de oficina está recomendado para toda persona que pase parte de su  jornada laboral sentado, en especial si es delante de un ordenador. El reposapiés ayuda a la persona que lo utiliza a obtener una correcta posición de su cuerpo. De esta forma se reducen todas aquellas patologías o problemas derivados de la tensión que se acumulan en sus piernas o espalda.

Reposapiés de oficina de AmazonBasics

Dentro de los productos AmazonBasics nos presenta este sencillo pero práctico reposapiés. Fabricado en color negro y en plástico resistente, el reposapiés cuenta con una plataforma flotante que se inclina hacia delante y hacia atrás al aplicar una ligera presión.

La zona de apoyo de los pies cuenta con una superficie en relieve con círculos geométricos abultados, lo  que ayuda a una mayor reducción de la tensión durante la jornada de trabajo.

Kensington 56152 Solesaver

Se trata de un modelo ergonómico y ajustable, con tres opciones de inclinación , 10, 15 y 20 grados. Este modelo dispone de una plataforma bastante amplía, 450 mm de ancho y 350 mm de profundidad, que además proporciona un agarre óptimo y evita el deslizamiento.

Reposapiés ajustable de Fellowes

Este sencillo reposapiés ergonómico para oficina de la marca ​Fellowes ofrece un ajuste a dos alturas. Dispone del certificado FIRA de productos ergonómicos.

Halter F7012

El Halter F7012 es el último modelo que presentamos en esta guía de compra. Fabricado en poliestireno de alto. Diseño ergonómico y ajustable al ángulo de inclinación que tu desees entre 0 y 20 grados. La plataforma para apoyar los pies es bastante grande: 35,05 x 45 cm. Además este modelo dispone de unas patas de goma antideslizante que evitan que el reposapiés se desplace.

¿Por qué comprar un reposapiés de oficina?

Debemos de cuidar nuestra salud tanto en casa como en nuestro trabajo. Si trabajas sentado delante de un ordenador la mayor parte de tu jornada laboral un reposapiés te va a ser de gran ayuda. Los reposapiés permiten tener los pies apoyados y las piernas estiradas, lo que supone una menor tensión en piernas, lo que se traduce en mejor circulación sanguínea. Así que si tienes problemas circulatorios o varices es más que necesario disponer de uno.

El uso de un reposapiés junto con una silla con respaldo lumbar es la clave para mantener una postura óptima y evitar la tensión en la espalda.